Cómo conoció al bitcoin el fundador de la ONG Bitcoin Argentina

Español | November 18, 2018 By:

Una de las personas más conocidas y respetadas del ambiente de bitcoin en Argentina y en América Latina se llama Rodolfo Andragnes. Es cofundador de la ONG Bitcoin Argentina y un impulsor de casi todos las iniciativas sociales relacionadas con blockchain hoy dando vueltas por nuestra región. Cree que la clave para una mayor adopción es la educación, por eso, a lo largo de los años se convirtió en un evangelizador de esta tecnología.

Desde 2013 Andragnes explica -pacientemente- tanto a altos funcionarios del gobierno nacional como a comerciantes de alguna ciudad perdida del interior del país de qué se trata la criptomoneda más conocida del mundo. Llega a la entrevista con Cripto247 con una sonrisa y dos horas antes de lo pautado. “Me adelanté”, se excusa, “estaba seguro de que era a las 10”. Aprovechamos esos minutos ganados al mar para ponernos al tanto de algo que no mucha gente sabe sobre él: Cómo llegó al bitcoin. Y la historia es más que curiosa.

“La primera vez que escuché de bitcoin en realidad salió de mi cabeza. Yo en 1997 empecé un proyecto que se llamaba ‘Bitcoins’ y surgió por una combinación: era un programa de fidelidad que intentaba generar una especie de programa de puntos, de fidelización para el ámbito tecnológico. En ese momento era para diskettes y cosas así. Era una combinación de palabras que me había gustado mucho”, explica mientras termina de pedir un café cortado.

El cuento sigue: “13 años antes de que exista bitcoin empecé con este proyecto que se llamaba bitcoins.com, particularmente. Pero del bitcoin que hoy conocemos, el Bitcoin que nació en 2009, la primera vez que escuché sobre el fue en el año 2011 cuando una persona quiso comprarme el dominio bitcoins.com, entonces tuve que empezar a profundizar y a entender de qué se trataba este nuevo concepto y modelo de bitcoin”.

Cuenta que lo más gracioso es que hasta ese año él venía pagando sistemáticamente el dominio y desde que lo registró era el único dominio que tenía: “No es que tenía un montón de cosas, no soy un domainer. Desde que lo registré hasta el 2008 todos los años revisaba en Google si alguien había hecho algo que se llamaba bitcoins para ver si le vendía el dominio”.

2013: La primera conferencia

Durante los días en que el precio del bitcoin acababa de tocar un nuevo máximo histórico alrededor de los 1.000 dólares, Andragnes, junto con Franco Amati y Diego Gutierrez Zaldívar organizaron LaBitConf, la primera conferencia de bitcoin organizada en la región y una de las primeras a nivel mundial.

“En realidad fue bastante lógico hacer la conferencia. Antes de la nuestra habrá habido tres, cuatro conferencias en el mundo. No es que había muchas conferencias sobre bitcoin pero había ocurrido una muy importante en mayo [de 2013] en San Diego y yo fui a esa conferencia. Fui de los pocos argentinos que estuvo ahí. Estaba con Wenceslao Casares y otros más y conocí a mucha gente, me hice un grupo de conocidos del ámbito bitcoin”, cuenta sobre la previa de la conferencia que se realizó en un hotel sobre la calle Reconquista, en pleno centro porteño.

Explicó que en ese momento Argentina estaba visto “no como una comunidad grande pero sí como un país que tenía potencial para adoptar la tecnología”. Y tenía sentido porque en ese momento este país estaba viviendo el cepo cambiario y las limitaciones para comprar dólares.

“Fue bastante fácil convocar a los principales disertantes del mundo de esa época desde Roger Ver, Charlie Schrem, los principales players hoy del ecosistema. Así que hicimos la primer conferencia de Latinoamérica y hoy se convirtió probablemente en la conferencia con más trayectoria y con mayor peso en el ecosistema latinoamericano, convoca gente de todos los países. Fue muy gratificante porque ha ayudado a potenciar cada destino”, comentó.

LaBitConf se realizó en Buenos Aires (2013 y 2016), en Brasil (2014), en México (2015), en Colombia (2017) y este año se realizará en Santiago de Chile. “Todo lo que hacemos es sin fines de lucro. Entonces no persigue ir al país donde más nos conviene sino al país que sentimos que más lo necesita en este momento o que es más lógico y oportuno ir”.

Una zapatilla de cada color

Antes de explicar que el bitcoin lo cambió y lo hizo repensar los conceptos de confianza, transparencia, eficiencia y valor, sostuvo que antes era “más difícil” que ahora “entrar a bitcoin” debido a la falta de información disponible en el ecosistema.

“En el momento en que nosotros entramos a bitcoin había tan poca información que era muy difícil tomar la decisión. Y, encima, si entrabas en esto, eras el mal visto, eras el raro, el que pensaba distinto, el que se estaba equivocando”, indicó.

Hasta hoy, eso sigue sucediendo. Andragnes precisó que “hoy nos siguen diciendo que somos los que nos equivocamos, que es más importante el sistema bancario, que es imposible que haya una moneda no emitida por el Estado, que no tenga tal cosa…”.

Y todo para él, está relacionado ya que meterse “en esto” requiere “de una convicción personal de que uno está, probablemente, yendo en contra de lo que la gente opina y contra lo que puede opinar un economista, o un Buffet o lo que sea”.

Y eso me cambió también en otras cosas, en otros aspectos personales como el tema de la vestimenta. Hay una movida que hago que es el tema de usar zapatillas de dos colores, ahora tengo una roja y una verde. Esto de usar zapatillas de dos colores realmente lo hago no para llamar la atención sino porque me gusta como queda, como se ven los jeans con las zapatillas de dos colores y a la gente le sorprende. No lo hago porque a la gente le sorprende sino porque hago lo que realmente creo y me da satisfacción hacer”, comentó.

Bitcoin lo llevó a eso. A hacer lo que él cree que hay que hacer. “Por suerte el tiempo me ha ido dándome la razón. Probablemente quedaré como el zonzo de acá a dos años si el bitcoin cae pero por ahora la verdad que no. Siempre es fácil ver al bitcoiner y estar en la vereda de enfrenteporque siempre tenés la chance después de si le va mal decir “¿viste que nabo que eras?”. Es fácil ese escenario de mirarlo desde afuera. Pero nosotros realmente creemos que estamos en un cambio social y político”, añadió.

¿Es tarde para comprar bitcoins?

Andragnes sostiene que nunca es tarde para entrar en el mundo bitcoiner.

“Es muy normal que la gente piense que es tarde pero esta misma expresión la vengo escuchando desde que estoy en esto. Desde que el bitcoin está en 100 dólares pero venía de estar en 10. Y entonces decían bueno pero ahora es tarde. Y cuando estuvo en 100 y se fue a 266, bueno pero ahora es tarde. Y también cuando estuvo en 1.000. La verdad es que yo siempre digo no sabés cuándo es un buen momento para entrar pero siempre es un buen momento”, anticipó.

Para él, hay que asumir el riesgo. “Si tiene futuro es super temprano, en precio y en etapa de conocimiento de la tecnología. Y si no lo tiene, si los Estados lo empiezan a prohibir, si bitcoin dejara de existir, va a valer cero. Es simplemente una decisión de tomar el riesgo”.

Y finalizó con una recomendación: “No inviertan plata. Inviertan tiempo en entenderlo. Y una vez que entienden, decidan cuánto invierten económicamente. Pero la mejor inversión es en conocimiento”.